Fabricantes

Información

Crisis:se quedó sin trabajo y tuvo una idea que superó todas sus expectativas

Pubicado el : 18/04/2020 13:43:44
Categorias : Prensa

FUENTE: lanacion.com.ar

En momentos de crisis, como el que estamos atravesando a raíz de la pandemia generada por el coronavirus, suelen aparecer nuevas oportunidades para reinventarnos, redescubrirnos y salir adelante. Y no se trata de palabras hechas, sino todo lo contrario: se trata de detectar nuevas posibilidades mientras atravesamos este momento crítico.

Algo así le ocurrió a Manuel Bivachi (26) que desde hace cinco años tiene una empresa de reparación, servicio técnico y capacitaciones sobre el uso de maquinaria industrial para la elaboración de productos en madera, acrílico, aluminio y diversos materiales. Sin embargo, a raíz de la cuarentena, como le está pasando a mucha gente, prácticamente se quedó sin trabajo.

"Nuestro trabajo consiste en visitar talleres, fábricas e industrias. Esta pandemia nos puso en jaque ya que no podemos salir a realizar nuestras actividades ni recibir gente para las capacitaciones", dice Manuel.

Lejos de colocarse en el lugar de víctima, comenzó a buscar otras alternativas para no quedar de brazos cruzados. Y en plenos días de aislamiento preventivo y obligatorio, aprovechando sus conocimientos en la impresión 3D, comenzó a imprimir vinchas que las dona a personas que trabajan en hospitales .

Una mini empresa familiar

Empresa familiar: Manuel, con su mamá y su novia, orgullosos de poder ayudar.
Empresa familiar: Manuel, con su mamá y su novia, orgullosos de poder ayudar.

"Están pensadas para poder lavarlas, ser reutilizadas y hasta cambiarles el acetato que cubre la cara. Se puede utilizar acetato transparente o radiografías blanqueadas según en el sector que se empleen. Entre la máquina de mi padre, de mi socio y la mía llegamos a producir entre 20 y 25 vinchas diarias aproximadamente", se enorgullece.

Lo interesante es que este emprendimiento funciona, además, como una empresa familiar. "Mi madre (Cecilia) se encarga de cortar los acetatos a medida para las máscaras y colocarles la cinta elástica que sirve para la sujeción de la cabeza. Mi novia (Georgina) se ocupa de la difusión en las redes publicando en Instagram ( @mbcncxyz ), Facebook (mbcncind) y compartiendo a todos nuestros contactos por WhatsApp".

Hasta el momento, cuenta Manuel, enviaron los productos a diversos hospitales y centros de salud del Gran Buenos Aires. Además, cada semana muchos interesados pasan a retirarlos por su casa y también realizan envíos por correo o moto mensajería.

"A los médicos se los escucha muy agradecidos por tener una protección que realmente sirva ya que en algunos hospitales en este momento los recursos son austeros. Estas personas son las que nos salvan o atienden cuando nos enfermamos y la salud es lo primero ", enfatiza.

Cada vez que Manuel recibe las fotos de los profesionales de la salud sonriendo con las vinchas que él, su familia y su socio confeccionan, siente una gran satisfacción al poder colaborar con su granito de arena en estos días de angustia e incertidumbre.

Tener la mente ocupada

Cecilia, la mamá de Manuel, dice que siempre estuvo orgullosa de todos sus logros, pero con este emprendimiento mucho más porque "dar tiempo y trabajo para que otros alivien en algo su carga para ayudar es algo que en estos tiempos no se ve mucho" . ¿Cómo es la devolución que les hacen los profesionales de la salud que reciben las donaciones? "Es muy emocionante y casi no hay palabras que lo describa, ellos son los que están en primera línea, nosotros solo aportamos muy poco, el esfuerzo lo ponen ellos", contesta Cecilia.

"No todo es dinero en la vida"

Georgina, la novia de Manuel, dice que está muy contenta por él y por su iniciativa de ayudar al donar las máscaras y sabiendo que el personal médico no recibe los elementos que necesita. "Nos sentimos muy bien de poder ayudar y tener la mente ocupada en algo bueno como esto", expresa.

Por último, Manuel desea compartir una reflexión desde su propia experiencia que también puede contagiar el lado solidario de muchas personas. "No todo es dinero en la vida, hay que estirar el brazo y ayudar a quien más lo necesita ".

Compartir este contenido

Buscar